Semblanza

 

“Por el mono, que ahora sí tiene miedo de ser hombre…”

 Luis Pastori

 

Con el personaje de esta semana tuve un diálogo a rienda suelta. Sin posturas raras ni apariencias engañosas me recibió en el silencio de su morada, plena de obras de arte, historia y amenidad.

Cuando encendí mi grabadora, sin desperdicio del tiempo inició la travesía que ha sido su vida. Ella es abogada, licenciada en letras, docente universitaria, actriz de teatro, gestora cultural y un ser humano insoportablemente humano…

También fue Secretaria de Cultura desde el año 1984 a 1985 y directiva del Consejo Nacional de la Cultura (Conac). Es escritora, poetisa y se ha declarado una amante y defensora, acérrima y vehemente de la historia del Zulia y Venezuela. Vino a este mundo en Maracaibo, un 17 de febrero de “un mil novecientos de un año cualquiera…”.

Su numen prodigioso, se materializa en cinco vástagos de la palabra. No podía ser menos, ya que sus ascendientes son historia de esta misma tierra. Sus palabras son dardos que impactan sin equívoco de objetivo. Seguro que sus llamados de atención engendran incomodidades.

Ella desea hacer del Retén de Bella Vista un “Museo de las Bellas Artes”. La conversación con la profesora NORKA EDITH VALLADARES SÁNCHEZ, me recordó las palabras de Pedro Salinas: “Para cristal te quiero nítida y clara eres. Para mirar al mundo, a través de ti, puro, de hollín o de belleza, como lo invente el día…”.

Escuché sus ideas y propuestas siempre ligadas a la historia del Zulia. Ella ha tocado puertas, alzado la voz para que esas ideas sean más que proyectos, sean realidades cotidianas, tangibles en la vida del zuliano. Aquí en este viaje de la palabra con Norka Valladares.

 

José Rafael Rivero: ¿Qué significa ser zuliano profesora?

Norka Valladares: Considero que tiene que ser un ser humano como en cualquier otro estado del país, un ser humano que ame su tierra. Y que le duela en su propia carne probablemente, lo que de alguna manera son las cosas del ser anti-zuliano. Yo he criticado mucho esa terminología que dice que el maracucho es muy regionalista, y la zulianidad para acá, para allá. Que me perdonen los que pregonan esas expresiones, porque cuando ves una ciudad devastada, una cuidad cargada de basura y en una ciudad en la que el patrimonio arquitectónico no importa. Yo lo decía en la exposición que hice para entrar como individuo de número en la Academia de la Historia, pero cuando entré como miembro correspondiente mi exposición fue historia de la cultura vs cultura de la historia. Hice todo un recuentro de lo que fue la Maracaibo del siglo XIX e inicio del siglo XX, que hoy día no tiene nada. En aquel momento como todo el mundo lo dice, a lo mejor sea un cliché pero Maracaibo era la Atenas de Latinoamérica, nosotros estábamos más cerca de Europa, del exterior que la misma Caracas. Porque la influencia nos llegaba por los vapores que llegaban al Puerto de Maracaibo. ¿Cómo es que te haces llamar zuliano si dejaste cerrar los balcones que daban hacia el Lago de Maracaibo? Esa era la entrada del mundo entero, de toda civilización que recibimos.

José Rafael Rivero: ¿Es decir que ha sido mejor el antes que el ahora?

Norka Valladares: Sí. Eso se debe a que antes sí había un sentido de pertenencia. Sí era ciudad. Ciudad para gozarla, para regodearse en ella, la ciudad para caminarla, la ciudad de las retretas, en la que podías salir bien vestido. Porque si miras las fotografías de antes los hombres vestían todos de blanco, de pajilla, porque como la ciudad siempre ha tenido un clima cálido, esa era la forma de vestir. Pero, por qué hemos botado todo eso, muy culpable fue la explotación petrolera, nos cambió la forma de vida. Se empezó a ver la cultura del blue jeans, la camisa de cuadros, más que favorecernos, nos hizo un gran daño cultural porque no lo supieron manejar. Porque entiendo que fuimos dotados de un rico manjar color negro…

José Rafael Rivero: Juan Pablo Pérez Alfonso le decía el excremento del diablo…

Norka Valladares: Entonces transformó también a la gente, a los gobernantes, no se quisieron quedar con la Maracaibo cultural. Nos trastocaron todo. Y vimos que Maracaibo se hizo otra.

José Rafael Rivero: ¿Y qué queda de aquella Maracaibo?

Norka Valladares: Los testimonios bibliográficos de muchos a quienes sí les ha dolido la ciudad y han escrito sobre ella. Porque hablarte, por ejemplo, de aquel gran centro cultural que era la Plaza Baralt; hoy, transformada en una cosa tétrica. Cuando he tenido la oportunidad de conocer el centro de otros países me pregunto por qué Maracaibo con más recursos no ha podido. Te voy a hablar de algo cercano, República Dominicana tiene muchísimos menos recursos que Venezuela, entonces por qué ellos pudieron rescatar el centro de la ciudad. Y es una cosa hermosa… Si alguien viene acá a Maracaibo ¿qué le vas a mostrar? Tenemos que preguntarnos ¿Esta en la ciudad que queremos?

José Rafael Rivero: ¿El zuliano practica la desmemoria histórica?

Norka Valladares: Totalmente. Y sabes por qué razón, y te vuelvo a insistir sobre el regionalismo. El regionalismo es una etiqueta mal llevada, porque no es posible que en las escuelas, en los colegios, en los liceos no haya una cátedra de historia regional. Entonces a partir de allí, desde niño, tienes que meterles en sus venas, el conocimiento de la ciudad que los vio nacer, mucha gente desconoce muchos aspectos de la ciudad. Si se da un paseo por los pequeños patrimonios arquitectónicos que tenemos, casi nadie sabe cómo se construyeron y así sucesivamente, no conocen ni siquiera lo que fue la configuración del estado Zulia con esa diversidad de razas; eso lo desconocen totalmente. Tanto es así, yo recuerdo de niña que cuando llegaba una guajira a la ventana de tu casa, los vecinos decían: “no salgas, no salgas que allí está una guajira” como si fuera una delincuente, ¿por qué crees que pasa eso? Por desconocimiento totalmente de la historia. Entonces considero que por ahí viene todo, lo que la educación no te da, no te lo puede dar nadie. No sabemos nada. Yo alabo mucho a los mejicanos porque sí los enseñaron a valorar sus raíces y son orgullosos de ella.

José Rafael Rivero: Los medios de comunicación son responsables de eso, porque en programas nacionales se ridiculiza el gentilicio zuliano y también con frecuencia se mofa las  formas musicales del país.

Norka Valladares: Claro, porque los medios de comunicación también son producto de esa historia de la que hablamos. Eso fue lo que ellos recibieron es las escuelas de comunicación; vamos a estar claros.

José Rafael Rivero: La comunicación de farándula

Norka Valladares: Totalmente. Si hay algo con lo que yo lucho es en dictar cursos y seminarios sobre periodismo cultural. Yo tengo el proyecto listo, porque me preocupa enormemente que en la prensa nuestra en las páginas culturales, haya arte y ocio, a mí qué diablos me interesa que el loquito infeliz de Justin Bieber, se haya desnudado en tal lugar, ¿eso nos interesa a nosotros como lectores, como zulianos? Se acabaron las páginas literarias, entonces se fue terminando todo eso.

José Rafael Rivero: ¿Qué opina de aquella frase de Cicerón que decía que la historia es maestra de la vida?

Norka Valladares: Verdaderamente quien no conoce la historia no conoce nada en su vida. Nadie te suministra más información sino conoces la historia de tu pueblo. Cómo te desprendes de eso, si eso va contigo, en tu ADN, porque lo conociste, lo viviste. No hay otro elemento que te enseñe más que la historia.

Frases lapidarias de NORKA VALLADARES:

 “Lo que la educación no te da, no te lo puede dar nadie…”

“Yo alabo mucho a los mejicanos porque sí los enseñaron a valorar sus raíces y son orgullosos de ella….”

 “Si alguien viene acá a Maracaibo ¿qué le vas a mostrar? Tenemos que preguntarnos ¿Esta en la ciudad que queremos?”

 

 

Maracaibo, marzo de 2015

 

– Publicidad –

Share This