Ella es sinónimo de zulianidad, prestancia, sentir zuliano… su melodiosa voz le ha servido de talante para ser calificada como “La Sempiterna Reina de la Gaita”. Más de 30 años de carrera sintetizan su amor por este género musical. ‘Amor Marginal’, ‘Fuente Divina’, ‘Mi Orgullo’, ‘Mi Entrega’, ‘La Antorcha’, ‘Mis Gratos Recuerdos’, ‘Por eso Gaita’, ‘Cuando El Amor se Va’, ‘Estampas’ y ‘Siempre Estaré Contigo’ son algunos de los éxitos que determinan su travesía por la senda de la gaita.

 

Acudir al encuentro con Gladys Vera me llenó de expectativas. Estar frente a una de las mujeres más rutilantes de la gaita zuliana, me incitó la noche anterior de la cita, a tomar la previsiones necesarias para que todo ‘saliera lo mejor posible’.

A las 10. 30 AM del día siguiente recibí la llamada del señor Fernando Calzadilla, su esposo, quien me informó que el momento había llegado… al estar frente a ella no podía creerlo. Era la misma mujer que había escuchado cuando niño a través de los medios de comunicación. Esa dama hermosa, elegante e impecable que interpreta gaitas como un ángel. Claro, con algunos años más.

Al llegar a la sede de la Fundación para la Academia de la Gaita Ricardo Aguirre del Estado Zulia (Fundagraez), donde me atendió, pasaron unos 20 minutos antes de comenzar el diálogo. Todas las personas se le aproximaron a saludarla, besarla y profesarle cariño.

Después de esos 20 minutos, por fin, se sienta y sostiene su mirada ante la mía… a mi espalda, su centinela, el señor Calzadilla cruzaba algunas palabras con Marina Salas.

Cuando iniciamos el diálogo, nunca dejé de mirar sus ojos, como siempre dicen que los ojos son el reflejo del alma, quería saber si me hablaba con el alma. Indudablemente lo hizo. Empezó a recordar cuántos éxitos, cuántos desvelos que han valido la pena en todo este tiempo, en el que para ella tiene más significación el hecho, de que en el universo de la gaita posee un espacio importante.

José Rafael Rivero: ¿Desde hace cuánto tiempo está Gladys Vera vinculada a este hecho social tan importante como lo es la gaita zuliana?

Gladys Vera: Bueno es difícil sacar un tiempo, meter otro, pero creo que por el número que vi el otro día en un homenaje son 35 ó 40 años. Eso no es nada. A veces no estás en los escenarios por cualquier cosa o por alguna enfermedad y eso no lo toman como receso, porque como siempre estás grabando, aunque no estás cantando en las tarimas, pero sí son como 35 ó 40 años.

Para esta mujer integral que ha tenido el privilegio de estar en las mejores agrupaciones de la región como: Santa Anita, Cardenales del Éxito, Los Colosales, Maragaita entre otras, con todo y el éxito que ha alcanzado a lo largo de su carrera como gaitera, en la mayoría de las ocasiones le cuesta asimilar que es a ella, a quien el pueblo zuliano, admira, quiere, respeta y considera como un símbolo de la gaita zuliana.

“Es difícil digerir todo esto porque soy muy sentimental, no es que soy llorona por todo, no. Cuando tienes que nivelarte tú misma, entonces dices ¿esto será verdad?, no puede ser que sea conmigo, cosas como que entres al banco y los cajeros pasan un e-mail, un mensajito; miren, si esa es la señora Gladys Vera, díganle que la queremos, que la amamos, que es lo máximo, que no sé qué, esas son cosas difíciles de digerir, a mí me cuesta mucho, no me acostumbro”.

José Rafael Rivero: ¿Por qué iniciarse como furrera y no como cantante?

Gladys Vera: Yo no sabía que cantaba, simplemente me llamó la atención el furro. Eso sucedió cuando toqué con el conjunto “Santa Canoita”, que fue un conjunto en el que habíamos dos personas solteras, Raiza Portillo y yo, porque todos lo demás eran matrimonios. Entonces pensé, ¿cómo hago para aprender a tocar furro?, porque yo no sabía tocar furro. Agarré un furro y puse un disco y por el sonido agarré la “verada” con la mano izquierda, cuando debe ser con la derecha. Quizás a la gente lo que le llamaba la atención era ver a una mujer tocando furro y con la mano izquierda… todo esto fue muy bello.

En sentir de Gladys Vera, estar considerada como la ‘Sempiterna Reina de la Gaita’ la ha obligado a impregnarle a cada una de sus interpretaciones la calidad que el pueblo zuliano le exige…

“Son cosas a las que no me acostumbro. Me compromete a hacer mi trabajo dando el máximo. Sé que es algo muy bello que la gente me considere como la “Reina de la Gaita”. Es bellísimo, lo mismo fue con la designación del patrimonio y bueno yo decía, aquí no me toca estar a mí, eso es demasiado grande, Gladys Vera, no soy yo, entonces esas son cosas que hay que agradecerlas eternamente”.

José Rafael Rivero: ¿De dónde proviene esa designación de “Sempiterna Reina de la Gaita”, quién fue el que la calificó como tal?

Gladys Vera: Bueno recordar un nombre es difícil porque eso se lo he oído muchísimo a Víctor Prada Vallés, pero es que todo el mundo dice lo mismo. Cuando se eligió la reina de la gaita lo hicieron los mismos gaiteros, por eso ellos dicen que yo soy su reina porque eso fue así. Entonces ellos tienen razón, la historia yo no la puedo cambiar…

José Rafael Rivero: ¿Cuáles son los éxitos que interpreta con más predilección?

Gladys Vera: Sin hacer mucho cuento tengo que nombrar a Víctor Hugo Márquez, con ‘Amor Marginal’ porque tengo 30 años cantándola, esa la tengo separada de las que son mis gaitas. Yo te podría decir que canté con mucho cariño y amor una gaita de Astolfo Romero, ‘Mi Orgullo’, que fue gaita del año. Canté también con mucho cariño una gaita de Ricardo Portillo, ‘Mis Gratos Recuerdos’ también la que se titula ‘Por Eso Gaita’, ‘Siempre Estaré Contigo’, esas son gaitas que perduran en el tiempo”.

Gladys Mercedes Vera admira a los cantautores venezolanos Ilan Chester y Simón Díaz, para ella el trabajo de estos dos compositores venezolanos es conmovedor, y en algún momento de su vida desearía interpretar una composición realizada por alguno de ellos.

“Me encanta Ilan por su trabajo, como compone, Simón Díaz es muy tenaz a la hora de hacer su trabajo, las personas que lo acompañan. A veces me ilusiona la idea de enviarle una carta, y quizás ¿tú crees que si yo le mando una carta a Ilan me la reciba?, no sé. Me gustaría algún día conocerlo a él. Eso me llena de ilusión. Qué bien que las personas canten canciones de él. Yo sé que él hace arreglos para otras personas bueno imagínate que haga unos arreglos para mí…”

José Rafael Rivero: ¿Cuál es el mensaje final que Gladys Vera le profiere a toda la gente que se identifica con su trabajo?

Gladys Vera: Con una mano en el corazón y otra en la espalda, te pudiera decir, es muy difícil decirte esto, hay veces que la gente que uno le dice las cosas, no valoran nada, no toman en cuenta nada y siguen siendo ellos mismos, pero a los que quieran tomar el consejo les digo, que no se sientan inseguros nunca por nada, que lo que vayan a hacer, sientan que está bien hecho, primero. Estas son cosas que yo las viví, si yo volvería a nacer fuera igualita, te tienes que dar tu respeto para que nada cambie de color, y que digan cosas que no son. El tiempo te va a dar siempre la oportunidad para que te des cuenta que lo que pasa, lo bonito, lo hermoso es lo mejor. Mis palabras de aliento para todos los conjuntos que me nacen, de mi corazón y de mi alma, deben tener mucha paciencia y no perder la fe por nada, porque a veces uno pierde la fe y la esperanza pero tenemos que salir adelante, levantarnos y luchar y seguir luchando hasta el final. Yo soy una guerrera con la espada en la mano luchando hasta el final, luchando hasta la victoria.

El legado que ha configurado Gladys Vera es invalorable. El matiz de su voz, sigilo y pasión por interpretar este género musical, la hacen: la ‘Sempiterna Reina de la Gaita’.

Mi entrevista con Gladys Vera, ocurrió en el año 2006. Por ello posee una estructura diferente a los diálogos que publico en la actualidad. “La Sempiterna Reina de la Gaita”, había nacido el 4 de julio de 1949 en Maracaibo y alcanzó a interpretar gaitas que son paradigmas sonoros de Venezuela. Las jóvenes, niñas y damas adultas de la región, en sus albores gaiteros, de seguro, han interpretado su “Amor Marginal”, pieza considerada éxito nacional, compuesta por el psicólogo y abogado zuliano: Víctor Hugo Márquez. Ella, la siempre reina de la gaita, falleció en Maracaibo, el 12 de septiembre de 2015, luego de librar una lucha prolongada contra el lupus, enfermedad auto-inmune, que la fue alejando de los escenarios paulatinamente, hasta su deceso.

Hoy, ella pervive en el ideario colectivo nacional, como la mejor, la insuperable, la dama cantora de garbo natural y sostenido. La reina insoslayable del sentir gaitero.

 

José Rafael Rivero

Twitter: @JRivero29

Maracaibo, marzo de 2006

Share This