Semblanza 

“El historiador… un hombre que ama la vida y sabe mirarla…”

Lucien Febvre

 

Cuando se examina la historia de la gaita, aparece de inmediato su nombre, su impronta, su talento prodigioso que ha servido de influjo para las generaciones que sobrevienen. Es un cantante excepcional, un compositor consumado, animador sin paragón.

Es un ejemplo de aquella frase proferida por el filósofo, poeta, músico y filólogo alemán, considerado uno de los pensadores contemporáneos más influyentes del siglo XIX Friedrich Nietzsche: “Sin música la vida sería un error.”

Él es el mismo hombre, que abrazó el éxito y la tragedia en un abrir y cerrar de ojos, él es el mismo hombre que volvió a nacer, en palabras de Orlando Bohórquez, aquel 20 de septiembre de 1995, cuando sufrió un Accidente Cerebro Vascular (ACV), el mismo hombre que ideó frases como “Venezuela no es una moda, Venezuela es para siempre”, “Venezuela es una vela encendida que no la apaga nadie”.

Él es JESÚS SALVADOR TERÁN MAVÁREZ, “Chavín”. Cabimas, 1 de diciembre de 1951, su alias coincide con Chavín de Huántar, monumento arqueológico, ubicado en el distrito de Chavín de Huántar, provincia de Huari, departamento de Ancash, en el Perú. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Jesús Terán “Chavín” gracias a sus dotes artísticos, se paseó por diversas agrupaciones gaiteras, las mejores, las de más alto nivel. Chavín: el nuestro, el gaitero, el padre, el zuliano, también es un patrimonio viviente, gloria musical de esta tierra.

 

José Rafael Rivero: ¿Cómo se encuentra Chavín en este momento de su vida?

Jesús Terán “Chavín”: Yo me siento muy feliz, al encontrarme con esta pasión de la música Venezolana: la gaita. Mi inicio, mi comienzo fue tocando batería, yo tocaba rap, música urbana, no componía. En Valera, fui corista y maraquero, no era cantante lírico ni poeta.

 José Rafael Rivero: ¿De dónde proviene la iniciativa de interpretar la música venezolana?

Jesús Terán “Chavín”: Mi gorra es una maraca –su gorra dice “Chavín”-, mi misión es cantar y cantar, y mi proyecto es Venezuela, ¿por qué? porque aquí vivo, de aquí no me voy, yo saco una bandera de Venezuela donde sea, yo soy zuliano pero más venezolano. Venezuela es una vela encendida que no la apaga nadie… Venezuela es todo para mí, por ella lloro, río, aquí hay riquezas naturales, sólo que tienen que ser bien dirigidas.

 José Rafael Rivero: ¿De quién heredaste tus aptitudes musicales?

Jesús Terán “Chavín”: Mis hermanos no son gaiteros. Son ingeniero civil, bibliotecario, ingeniero geógrafo, médico, sólo yo empíricamente, con un cuatro allá en la vereda cerro La Vega que ahí, hay al frente,  un cementerio que me recuerda veía todas las noches a un hombre, a mí me da la impresión que yo soy ese hombre. Los santeros me dijeron en Cuba que yo me iba a morir del estómago. Yo ahora vivo feliz antes era muy arrogante, ahora soy muy festivo porque la arrogancia cuesta más y no te deja nada.

José Rafael Rivero: Mucha gente comenta que antes del ACV eras un arrogante, altivo…

Jesús Terán “Chavín”: Yo era arrogante con mis compañeros, pero con la gente no era arrogante, yo era pobre, netamente pobre, arrogante con mis compañeros, competía con mis compañeros, por las composiciones, arrogante con mis amigos de dinero, con mis compañeros de radio. Trabajé en Radio Calendario, como profesional donde comenzaron todos. Ahí comenzó Ramón Soto Urdaneta, León Magno Montiel, ahí comenzó quien es abogado del Seniat Ángel Martínez, ahí comenzaron muchas mujeres, Moraima Gutiérrez, soy así ahora. El estrés y la envida matan lentamente. Yo ayudaba a la gente que se me acercaba, Jaime Indriago, llegó de la Costa Oriental con un disquito y lo apoyé, el cantante de música venezolana José Ernesto Vásquez, Justo Montenegro.

José Rafael Rivero: ¿Qué momento positivo recuerdas de tu carrera musical?

Jesús Terán “Chavín”: Recuerdo los viajes a Houston, a Miami, a Atlanta mi vida de gaitero es una pasión, un sentir que analizo y que yo presiono para que sean gaiteros de verdadera pasión, que no sean títeres, que sean humildes, sencillos. Veo a Kenny Alejandro Romero, él es pura risa, habla mucho, él es mi espejo, es muy parecido a mí.

José Rafael Rivero: ¿Qué agrupación gaitera te ha marcado más?

Jesús Terán “Chavín”: Yo era director de Cardenales en 1994-1995. Cuando supe que me había dado un ACV quise suicidarme, porque mi voz era mi arma de trabajo, yo era locutor, cantante de música venezolana, animaba en El Solar de Pancho, yo presentaba a Emilio, a Reynaldo, a Cristóbal Jiménez.

José Rafael Rivero: ¿Pero eso de suicidarte es un decir o un pensamiento real?

Jesús Terán “Chavín”: Un pensamiento real. En el Hospital Militar quise lazarme de un tercer piso. Pero por mis hijas, por mi familia, por hermanos como tú, por Ricardo Portillo, por mis amigos de siempre no quise suicidarme. Cuando a mí me pasó lo que me pasó hubo un milagro, un fuego en mi habitación. Mi esposa estaba leyendo y yo estaba durmiendo y pasó una luz muy tenue, rosada, que entraba a mi cama y acá lo cargo tatuado en mi cuerpo, Jesús salvador y Chavín con una vela y el cuarto se prendió y yo quedé entero. Es decir que es un milagro de Dios.

 José Rafael Rivero: ¿Qué recuerdas de aquel 20 de septiembre de 1995?

Jesús Terán “Chavín”: Yo sufrí un ACV, un Accidente Cerebro Vascular. Tengo muerto un lado del cerebro. Muerto porque mi hermana me lo dijo cuando me mostró la tomografía. La parte del dinero me la dio el general, Ramón Antonio Rodríguez Mayol, es de Apure, lo vi este año, está bastante bien. Él era jefe de finanzas de la Guardia Nacional. Cuando se supo esa noticia acá, mis amigos desaparecieron. Yo tuve 22 días en cuidados intensivos. Esa historia ya pasó, ya estoy bien, estoy abusando, estoy con el Banco Central de Venezuela, con Amparito de Ricardo Portillo, estoy solo, viajo a Falcón a Valencia a Puerto la Cruz a Puerto Ordaz, estoy abusando, antes era un grupo, ahora son tres. Risas…

José Rafael Rivero: ¿Qué nos dices de tu cófrade Ricardo Portillo?

Jesús Terán “Chavín”: Responde cantando:

“Aquí estoy en cuerpo y alma

para darte gracias por vivir…”

 

En cuerpo y Alma, somos hermanos netamente. A mí Ricardo siempre me cayó bien igual que Simón García, quien fue maltratado gaiteramente.

José Rafael Rivero: ¿Quién maltrató a Simón García?  

Jesús Terán “Chavín”: Un director que no quiero mencionar. Me cayó bien siempre. Ricardo y yo andábamos juntos, nunca separados, Con La Universidad, con Cardenales, mi compañero de cuarto era Ricardo Cepeda pero yo iba donde estaba Ricardo Portillo. Él es mi alma aquí abajo en la tierra, él me escucha, él me hizo valer. A él Chichilo le dijo, Chavín no habla, yo quiero que lo boten, porque él nada… y Ricardo le dijo, si lo botas a él me botas a mí, porque Chavín necesita nuestro apoyo. Y yo me quedé y grabé cinco gaitas dedicadas a Dios, después cambió.

José Rafael Rivero: ¿Qué nos cuentas de tu experiencia como intérprete  de otros géneros musicales venezolanos?

Jesús Terán “Chavín”: Enrique Hidalgo, siempre me mostraba los temas a mí, La Carta, El Garrafón, Chavín no evita cantar:

 

“Pasa la botella pasa

pasa el garrafón pasa…Risas…

 

Canta de inmediato otro tema de Enique Hidalgo:

“Cuando te pienses marchar

sin razón y de improviso

me das  el tiempo preciso

para poderte olvidar

piensa que la vida es breve

y más breve es el amor…”

  

 ¡Qué molleja! Sí, sí, ese es poeta.

 

Apostilla

El dialogo con Chavín transcurrió de manera fluida. Misteriosamente, nos  encontramos a un señor oriundo de Perú, que al mirar la gorra que decía apodo, y del otro lado decía Chela, le preguntó si había ido a Perú, ya que a la cerveza en Perú le dicen Chela…  Él es un ejemplo de constancia, de talento, de trabajo esmerado. Es Padre de cinco hijos, a quienes adora a plenitud. Luego de aquel diagnóstico nefasto,  nos revela que es un prodigio del Creador, y nos recuerda las palabras del poeta Rabindranath Tagore: “Cuando un hombre trabaja Dios lo respeta, cuando un hombre canta Dios lo ama.

 

Frases lapidarias de JESÚS TERÁN “CHAVÍN”:

“En el Hospital Militar quise lazarme de un tercer piso…”

“Yo era arrogante con mis compañeros, pero con la gente no era arrogante…”

“Mi misión es cantar y cantar, y mi proyecto es Venezuela…”

 

José Rafael Rivero

Twitter: @JRivero29

Maracaibo, octubre de 2014

 

 

 

Share This