Semblanza 

“Yo nunca seré piedra, lloraré cuando haga falta,

gritaré cuando haga falta, reiré cuando haga falta

cantaré cuando haga falta…”,

Rafael Alberti

 

Existen  músicos que por su talento y empeño alcanzan la cúspide de lo anhelado, el pináculo de la gloria y el reconocimiento. Son personas entregadas plenamente a su oficio.  Listaríamos infinitas páginas, en variopintos momentos, con disímiles protagonistas en maridaje con la historia.

El poeta mejicano Octavio Paz decía que: “la poesía tiene su propia música: la palabra…” El diálogo que presentamos en esta oportunidad gravitó en torno a un hombre de palabras. Es un zuliano que tiene la nítida propensión de erguir una catedral de versos esencialmente gaiteros.

Es el zuliano que ha recibido elogios infinitos porque sus letras están escritas siempre “CON LA MÁS PURA INTENCIÓN”. Ha estado expectante y atento para alzar la voz en el momento oportuno y demostrar por qué lleva a cuestas, la responsabilidad de ser continuidad de célebres compositores gaiteros como: Luis Ferrer, Renato Aguirre, Astolfo Romero, Rafael Rodríguez, Miguel Ordóñez, entre otros. Se trata de JOSÉ LUIS PULGAR SALOM, Maracaibo, 2 de abril de 1969.

Compositor, cantante y cuatrista, que ha desarrollado una travesía musical prolífica en agrupaciones gaiteras como: Acontecer Gaitero, Gran Malecón, Ecos del Zulia, Maragaita, Tren gaitero, Alitasía, Somos y Los Reyes de la Tamborera. En la actualidad es líder de su agrupación Origen, nominada así por el cronista Alfredo Arrieta “el primacho”.

JOSÉ LUIS PULGAR,  tuvo la maravillosa prerrogativa de saborear el éxito con el tema “CON LAS MANOS EN EL PECHO”, gaita del año 2001, una de sus composiciones menos preferida, antes de ser grabada, pero que lo popularizó a escala nacional. Aquí va el hijo de Jairo Pulgar Belzares e Inocencia del Carmen Salom, con fe devotísima logrando espacios en las páginas de la historia musical del Zulia.

Con envidas y egos  encima canta en C#m (do sostenido menor) su mítica lectura de la región: “Con las manos en el pecho/ entonamos este canto/ envueltos por el encanto/ por el mágico embeleso/ de esta tierra esplendorosa/ pregnada de hombres guerreros/ huerto de grandes gaiteros/ de musas versos y prosas…”.

 

 

José Rafael Rivero: ¿José Luis se hace gaitero cuándo y dónde?

José Luis Pulgar: Por allá por el año 1984, aproximadamente, en unos ensayos de Alegres Gaiteros, con Nelson Romero, recuerdo que el tema que ellos llevaban ese año era La zulianita de Javier Muñoz y comenzaron sus ensayos en el patio de mi casa materna. Mi mamá que es prima segunda de Carmen Reyes, que era una de las voces femeninas de Alegres Gaiteros,  decidió prestarle el patio, y allí llegó Nelson Romero, por supuesto con el baile que lo caracteriza, ese grande de la gaita Nelson Enrique Romero Andrade y ahí despierta todo. Me comienzo a enamorar de los instrumentos gaiteros y se inició todo. Nelson Romero, gran amigo, me enseñó los primeros acordes del cuatro junto con Henry Rodríguez, su cuatrista y de ahí pasé  a los coros de la iglesia de Santa Lucía donde tuve también momentos muy bonitos e importantes. Juan Carlos Azuaje, de Carangano, quien ya falleció era el director de los coros muy exigente Juan Carlos…

José Rafael Rivero: ¿Tus primeros pasos los diste con qué agrupación?

José Luis Pulgar: Acontecer Gaitero con Richard Romero y su hermano Renny Romero, primos hermanos de Nelson Romero; ahí fui director del grupo y conocí a Wilfredo Delgado que tenía una cabellera frondosa, era tamborero yo tenía como 16 años y Wilfredo como 14 y le digo yo a Wilfredo: tú no tocas más tambora, él lo cuenta con mucha alegría, porque no tocó más tambora y hoy en día es uno de los mejores solistas; lo digo con mucho orgullo. Luego hubo una separación entre Nelson Romero y Andrés Romero y, Andrés Romero decide hacer su conjunto que se llamaba El Gran Malecón y él me convence para que yo lo asista como cuatrista, que era lo que yo quería hacer. Ese conjunto era muy malo, tan malo era que en la radio nos decían El Gran Malucón, tanto era así que en el estacionamiento de la Iglesia San Ignacio de Loyola, hicimos una presentación. Yo recuerdo que yo tenía un cuatro negro que me había regalado mi papá y si no pongo el cuatro me parten la cara de una pedrada risas…

José Rafael Rivero: Era pésima esa agrupación…

José Luis Pulgar: Sí. Luego canté aguinaldos en la Iglesia San Benito de Palermo, mucho tiempo pasándola bonito, hasta que conozco a la gente de Ecos del Zulia allí tuve la posibilidad de grabar varios temas, ya en ese momento había formación, había disciplina. En una presentación de Ecos del Zulia estaban: Luis Ludovic, Carlos Méndez y Javier León, estaban en un sitio antiguo de la ciudad, Ecos del Zulia tuvo una presentación allí y cuando terminamos ellos me llamaron, me preguntaron cómo era mi nombre y me dijeron que estaban interesados, que les gustaba la modulación que yo tenía. Ya yo no era cuatrista y me llamaron. Chico ahí en Ecos del Zulia conozco a Luis Fernando Borjas con quien comí en mi casa bastante arepa con “carne mechá”, gran amigo. Bueno, un día estaba en mi trabajo y me llamó Javier León un sábado y me dijo: “Pulgar te habla Javier León” y me preguntó ¿estás trabajando? Y yo le dije sí y me dijo: “bienvenido a Maragaita”; hermano a mí se me cayó el teléfono, se me cayó hasta el alma, porque Maragaita en el año 1994 era tremenda agrupación, la maravilla del mundo. Ahí estuve durante cuatro años llenos de aprendizajes.

José Rafael Rivero: ¿En ese momento estaba Carlos Méndez?

José Luis Pulgar: Sí, ahí estaba Carlos Méndez. Yo le pedía a Javier León con quien más confianza tuve, porque él me recibe; y Javier es un maestro del canto, yo le pedía que me dejara estar entre los dos, entre Carlos Méndez y Javier León, parecía el hijo de ellos, pero yo lo que quería era aprender hermano, ¿quién no quisiera aprender al lado de esos dos grandes de la gaita? Ahí estuve hasta el año 1998, por una decisión que se tomó en la directiva.

José Rafael Rivero: ¿Cuál decisión?

José Luis Pulgar: Yo llegué a pesar 140 kilos entre el año 1995 y 1998. Bueno realmente me confundí y la directiva de Maragaita tomó la decisión de que yo tenía que salir por eso. Una cosa vino tras otra en vida. Yo salgo de allí de buena manera. Me replanté lo que iba a ser mi salud y bajé 57 kilos. Hoy peso 85 kilos y gracias a Dios tengo muy buena salud. Luego Rubén Ríos me da la oportunidad de entrar en el Tren Gaitero, Rubén una persona disciplinada y hasta grabé con ellos un tema que se titula No hay marcha atrás, letra y música mías. También le hice varios temas a la chinita que los grabó mi compadre Jesús Soto “Chuchín” y otras cosas. Yo estaba allí pero estaba en búsqueda de otras cosas, tocando puertas. Y un día estoy en la calle 3A en mi casa materna con mi mamá y pasa Ender Méndez, quien es hoy día tamborero de Pillopo uno de los mejores tamboreros de Maracaibo y me dice: “José Luis yo estoy por Alitasía, si queréis vamos pero te van a probar…” y yo le dije bueno vamos a darle y le pregunté quién me va a probar y me dijo “Gustavo Luengo”, hermano también por cierto. Efectivamente recuerdo que había siete personas, yo fui el último pero por suerte fui el que le agradó a Luengo y a Morella. Me preguntaron cuántas gaitas tenía y empecé a cantar como 15 gaitas y Gustavo me dijo “no me gusta ninguna” y yo le dije tengo una que se llama La más pura intención, la canté y hasta el sol de hoy la sigo cantando es una de las gaitas que más amo en la vida.

José Rafael Rivero: Es decir un éxito tras otro…

José Luis Pulgar: Fíjate como vienen las cosas. Salgo de Maragaita por gordito; rebajo y Maracaibo y Venezuela en el año 2000 conocen a José Luis Pulgar, después de muchos años de intentos; pero tenían que ser así, porque como te dije Dios tiene todo escrito y había que aprender y yo tuve ese aprendizaje aunque apenas comenzaba. En el año 2.000 se abren todas las puertas con el tema “CON LA MÁS PURA INTENCIÓN”. Recuerdo que León Magno Montiel, un hombre al que aprecio muchísimo, y a quien respeto brillante León Magno. Estoy seguro que es uno de los mejores más brillantes del estado Zulia y de Venezuela. León Magno dijo: “el sol no se puede tapar con un dedo y a partir de este momento, esta gaita “CON LA MÁS PURA INTENCIÓN” va a sonar todos los días en mi programa Sabor Gaitero, y así fue León pegó el tema le dio todo el apoyo posible a José Luis Pulgar y al año siguiente Ricardo Villalobos entra en Alitasía y me comienza a presionar me dijo “José Luis necesito el tema ya” y me sigue presionando. Yo comienzo a escribir el tema. Un día le canté el coro que decía: con las manos en el pecho/ en la basílica canto… algo así decía. Yo cambié todo eso, y no estaba conforme con la gaita y cuando la estábamos grabando que fuimos a hacer la pista.

José Rafael Rivero: ¿No estabas conforme con la gaita que ha sido un éxito?

José Luis Pulgar: Exacto. En el año 2.001 todavía había que decir, grabando: uno, dos, tres y decir el nombre del tema como no me gustaba yo dije: grabando un, dos, la gaita que no me gusta. Eso está grabado Ricardo Villalobos lo tiene y esa es la verdad. Bueno hermano la gaita que a mí no me gustaba vino a ser el clásico nacional de José Luis Pulgar que más satisfacciones me ha dado y el premio más grande es que donde yo la canto todo el mundo me acompaña y eso no tiene precio José Rafael. En cualquier rincón de Venezuela donde he ido a cantar esa gaita lo he pasado de lo mejor. Eso ocurrió en Alitasía donde estuve varios años, luego estuve en Somos, ahí grabé con el Carlos Méndez a dúo un tema del Pollo Brito y Rafael Urea; luego estuve con Los Reyes de la Tamborera hasta que entro en la agrupación institucional del Ministerio de Energía y Petróleo: Energía Gaitera ahí soy cofundador al lado de Alejandro Hernández. Ahí estuve varios años y en el año 2.009 decido hacer mi agrupación Origen con la que hasta ahora me mantengo gracias a Dios vigente ya son 5 años que vamos a cumplir como agrupación.

José Rafael Rivero: ¿Y ese nombre Origen que dice tanto?

José Luis Pulgar: Ese nombre se lo pone Alfredo Arrieta “el primacho”. Yo quería ponerle “CON LA MÁS PURA INTENCIÓN”, un día estábamos en Santa Lucía y yo le platico a él la inquietud que tenía y le dije Alfredo yo quiero ponerle a mi grupo la más pura intención y él me dijo “no, no, no… eso tiene que ser un nombre corto, que se pegue, yo te recomiendo Origen, Origen de muchas cosas… ” Y así se quedó. Y para nadie es un secreto que una de las cosas más difíciles es pegar el nombre de una agrupación. Quienes tienen esos nombre pegados tienen más de 50 años: Cardenales del Éxito, Gran Coquivacoa, Barrio Obrero, Rincón Morales una referencia nacional.

José Rafael Rivero: ¿Cómo te sientes al saber que estás calificado como uno de los compositores más importantes de la actualidad?

José Luis Pulgar: Para mí es una responsabilidad grande. Yo no lo veo así, a mí me falta mucho por aprender. A Dios le pido mucha licencia y salud para aprender y estamos tratando de hacer las cosas bien. No me da pena decirte, siento mucho orgullo del bueno al decírtelo que cuento con un gran amigo, con un maestro, con un padre, con un hermano mayor como lo es Miguel Ordóñez. Yo a él le consulto todo lo que escribo. Espero siempre su aprobación y cuando ha tenido que hacerme una observación constructiva la he aceptado. Yo creo que en eso tenemos que andar los compositores, los que estamos aprendiendo; porque yo me considero un aprendiz todavía, para mí: Miguel, Luis Ferrer, Astolfo Romero, Renato Aguirre González, Rafael Rodríguez, Luis Escaray, son grandes de la gaita. Cómo no aprovechar esa oportunidad de tener a alguien tan cercano que me puede enseñar. Cómo voy a andar en la calle no, yo no le pregunto nada a nadie… cuando hay muchas cosas por aprender. Para mí es una gran responsabilidad. Agradezco ese concepto; pero te confieso que me falta mucho por aprender.

José Rafael Rivero: Háblanos del tema Como en los tiempos de antes…

José Luis Pulgar: Qué bueno que hablemos de esto en la coyuntura de este festival. Aprovecho el momento para felicitar al sociólogo Giovanny Villalobos Secretario de Cultura, al gobernador Francisco Arias Cárdenas, a Fundagraez por ese gran festival. La gente está feliz por tanto colorido; felicito a Xiomara Jiménez, a Jesús Morrillo del Candela, para todas mis felicitaciones y mi respeto por lo excelente del festival. Del primer premio ¡merecido! Se lo merecía Jaime Indriago, se lo merecía Ricardo Cepeda El Colosal. Con respecto a mi gaita muy feliz ¿por qué? Sabes que yo vengo haciendo cosas modernas y Miguel Ordóñez me dice: “hermanito vení acá, capítulo gaita”, y realicé esa gaita que aún sigo recibiendo mensajes de felicitación, bonitos sobre mi presentación sobre la presentación en la tarima, y estar dentro de las diez gaitas finalistas ya eso me hace feliz, es un logro. Felicitaciones a todos. Yo me reencontré con una gaita que amplía mi catálogo para cantar en vivo,  porque la gente la corea y es un logro.

José Rafael Rivero: Además compartes el éxito con tu familia

José Luis Pulgar: Claro, con mi esposa María Auxiliadora Chirinos, que hoy está de cumpleaños, con quien tengo un hijo: José Luis Pulgar Chirinos, mi hija Kenibeth Chiquinquirá Pulgar Blanchard. Ellos son mi fuerza. José Luis se parece mucho a mí él tiene aptitudes. Yo voy a esperar que sea él mismo, por supuesto con mi apoyo, que decida si va a seguir este camino.

José Rafael Rivero: Cuál es tu opinión acerca de la gente que dice qué hasta cuándo Ricardo Cepeda, hasta cuándo Renato Aguirre, “Neguito…”

 José Luis Pulgar: Creo que yo estoy en la generación, con la distancia y el respeto que se merecen, porque grandes son ellos,  yo apenas soy un sub-teniente retardado. Ellos: Miguel Ordóñez, Astolfo Romero, Ricardo Portillo, Luis Escaray Simón García, Luis Ferrer, Rafael Rodríguez y para usted de contar, y debo decirle a la nueva generación que yo jamás voy a denigrar, o que de mí salga un comentario para decir, ¿hasta cuándo ellos?,  le pido a Dios que les dé mucha vida y salud a los que están vivos, aquí con nosotros a los que se fueron, Dios me los tenga en la gloria al lado de la virgen. A la nueva generación: si quiere un espacio que se lo gane con méritos y trabajo en vez de mancillar el trabajo de los grandes que por ellos José Luis Pulgar y mucha gente es gaitera.

 

Apostilla

 

Dentro de la nueva generación de compositores gaiteros, está el testimonio disciplinado y constante de José Luis Pulgar Salom, es paradigma a seguir por las nuevas generaciones. Ha edificado su éxito a fuerza de buena intención y esfuerzo constante, sin duda alguna, vestido también con el atuendo de la historia inmediata del Zulia.

Frases lapidarias de JOSÉ LUIS PULGAR SALOM:

“Yo no lo veo así, a mí me falta mucho por aprender. A Dios le pido mucha licencia y salud para aprender…”

“En el año 2.000 se abren todas las puertas con el tema “CON LA MÁS PURA INTENCIÓN…”

“Maragaita en el año 1994 era tremenda agrupación, la maravilla del mundo…”

 

José Rafael Rivero

Twitter: @JRivero29

Share This