Semblanza 

“En el fondo el olvido es un gran simulacro
nadie sabe ni puede aunque quiera olvidar”

                                                                                                                                                                                                                        Mario Benedetti

           

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños… ésta, es una frase acreditada al orador y pensador romano Cicerón, que conmina a conocer la historia como una obligación y un deber. Asimismo, conocer a sus protagonistas.

A esos protagonistas que moldearon nuestra identidad con sus voces, con sus ideas, con sus virtudes y pecados… La historia es esperanza y alimento de lucha contra la desmemoria. Hoy, presentamos un recorrido por la vida de una dama que asió el galardón que anhela cualquiera de sus homólogos: ser la historia…

Es una luchadora, “niña de mil años”, cantante, amante de esta zulianía. Hablamos de TERESA ROSALINDA ANTÚNEZ, “TERESITA ANTÚNEZ”, Salina Rica estado Zulia, 3 de enero de 1931, la primera voz que grabó el éxito de Rafael Rincón González: “Pregones Zulianos”.

La misma que tuvo la oportunidad, a fuerza de ganas y talento, de cantar junto a Libertad Lamarque, Pedro Infante, Julio Iglesias, Armando Manzanero, Lucho Gatica, Toña La Negra y Agustín Lara. Bautizada como: La Maracucha de Oro, por la leyenda: Renny Ottolina, en el “El Show de Renny» con quien cultivó una amistad.

Por si fuera poco estrechó lazos amistosos con Mario Moreno “Cantinflas” y Enrique Guzmán. Allí en la voz de Teresita Antúnez yace un espejo diverso de nuestra fascinante y esplendida región. Logramos un diálogo breve con Teresita Antúnez, pero ese diálogo posee la densidad del discurso más celebérrimo.

 

 

José Rafael Rivero: Háblenos de su historia señora Teresita

“Teresita” Antúnez: Cuando yo tenía siete años iba a vender las conservitas que hacía mi mamá a los empleados del granero de sal y ellos me ponían a cantar, y cada uno de ellos me pagaba con una locha. Yo le llevaba a mi mamá más lochas por cantar que por la venta de las conservas. Pero yo nada más que me sabía una sola canción que se llama Rocío que dice, Teresita se dispone a cantar: Rocío, ay mi Rocío… (risas…)

 José Rafael Rivero: ¿Quién cantaba esa canción?

“Teresita” Antúnez: No sé. Esas son unas coplas españolas. Esa era la única canción que yo me sabía y entonces de ahí mamá decidió venirse a Maracaibo. Si supieras cómo nos vinimos. Nos vinimos casi a pie. Porque Salina Rica no queda lejos. Salina Rica está saliendo de Puerto Caballo. Tú sabes que Puerto Caballo está cerca entonces mamá decidió venirse a Maracaibo.

José Rafael Rivero: ¿Cuándo ve materializado su oficio de cantante?

“Teresita” Antúnez: Cuando tenía como 8 ó 9 años fuimos a casa de mi madrina Ana Julia Molero. En esa casa había un aljibe y ella me mandaba a sacar agua y cuando estaba sacando agua del aljibe yo cantaba: Rocío, Rocío ay mi Rocío… (risas…), mi madrina decía pero muchacha vos si cantáis bonito. Yo te voy a llevar a Radio Mara, era la única emisora que había aquí Radio Mara y Ecos del Zulia. Entonces ella me llevó y cuando me escucharon me contrataron. En ese momento pagaban una miseria pero era algo. De ahí me fueron a buscar de Ecos del Zulia entonces me salí de Radio Mara y me fui para Ecos del Zulia.

José Rafael Rivero: ¿Quién recuerda usted que descubrió sus aptitudes para el canto?

 “Teresita” Antúnez: Ulises Acosta, un músico maracucho que ya murió. Él como quien dice, fue el que me descubrió a mí. Él vivía por La Gran Parada donde vendían empanadas y mandocas, por Amparo. Él me dijo a mí Teresa yo me voy para Caracas, voy a ser el director musical de Radio Caracas Televisión y Ulises se fue para Caracas y me dejó aquí. Al tiempito recibí un telegrama que me fuera a buscar una línea de esas donde ponen paquetes, no recuerdo el nombre… ahí en esa línea tenía los pasajes para dos personas, para que fuera mi mamá conmigo  y yo me fui a Caracas. Pagaban por toda la semana 2.000 bolívares, imagínate por toda la semana y entonces nosotros allá no teníamos donde llegar. Al llegar al hotel no nos quedaba nada. Los hoteles siempre han sido caros. Pero bueno ahí fue cuando yo me di a conocer.

José Rafael Rivero: Háblenos de sus momentos al lado de Renny Ottolina

“Teresita” Antúnez: Con Renny Ottolina canté muchísimo él fue el que me puso “La Maracucha de Oro”. Aunque ahora he escuchado que a Lila Morillo también le dicen La “Maracucha de Oro”. Escuché antenoche que la llamaron “La Maracucha de Oro”, pero como yo ya tengo 82 años, 82 no, 83…

José Rafael Rivero: ¿Y de Felipe Pirela qué recuerda?

 “Teresita” Antúnez: Mamá Lucía, la mamá de Felipe me andaba buscando y un día me dijo, Teresita yo tengo un negrito que canta bellísimo, ve a ver qué podéis hacer con él. Yo le dije traemelo, porque ya yo estaba en Caracas. Traemelo que yo se lo llevo al maestro Ulises. El maestro lo escuchó y me dijo fijo no lo puedo poner ahorita porque la situación está dura. No tenemos ni para pagar los empleados, pero sí lo puedo meter todos los jueves para que cante un bolerito. Los jueves solamente. Enfrente de Radio Caracas tenía la oficina Billos. Yo le dije maestro para que oiga un negrito que traje yo de Maracaibo para que oiga lo bello que canta. Lo agarró enseguida y lo oyó. Y dijo este me lo llevo yo. El Indio Araucano me puso a cantar a Felipe en un negocio que tenía durante 4 meses y nunca le pagó. Risas… Total la ida para Caracas fue lo que me dio a conocer a mí.

José Rafael Rivero: ¿Qué significó para usted haber grabado Pregones Zulianos?

“Teresita” Antúnez: Casi todo lo que yo grabé fue de Rafael Rincón González. Yo fui la primera en cantarlo pero no teníamos dinero para grabarlo. Eso se grabó gracias al Padre Vílchez. Ese dinero para grabar lo pagó el Padre Vílchez. Él puso el dinero, pagó el disco. Entonces yo misma con mamá me puse a llevar disquitos a todas las emisoras para que lo pusieran y esa fue mi primera grabación. Después grabé bastante pero si supieras que no tengo discos…

José Rafael Rivero: ¿Con qué artistas internacionales tuvo la oportunidad de compartir escenario?

“Teresita” Antúnez: Con Libertad Lamarque canté tres veces. Canté tangos. Libertad se puso brava porque yo canté tangos. A Cantinflas lo conocí aquí en el Estadio Luis Aparicio, él vino bastantes días para Maracaibo. Por ahí tengo la firma de Cantinflas que me la han querido comprar por millones. Con Toña La Negra fue en Sábado Sensacional, nos conocimos, nos saludamos cantamos en el mismo show.

José Rafael Rivero: ¿Y Qué nos puede relatar de su amistad con Mario Suárez?

“Teresita” Antúnez: Mario es como mi hermano. Él tuvo un lugar aquí que se llamaba Don Mario. Él cantaba ahí todos los días con el Cuarteto Falcón.

Apostilla

Teresita Antúnez es una zuliana de orden mayor. La entrevista se dio como lo dispuso su memoria. El olvido es utopía cuando en cualquier rincón de esta tierra se escucha su canto de oro, sonoro… de repente me dijo, «ya no quiero hablar más…”

 

José Rafael Rivero

Twitter: @JRivero29

 

 

Share This